Malditas Películas

Siempre sospeché que las películas mentían. Aún así, yo seguía pensando que ese mundo en blanco y negro existía realmente en alguna parte. Un lugar en el que las sombras escondían asesinos de ojos fríos, las balas eran certeras y las prostitutas eran mujeres fatales rodeadas de un aura de humo denso.
A veces llegaba incluso a imaginar mi propia muerte. Una bala en la nuca, una lágrima que recorre el rostro de porcelana de una mujer de grandes ojos negros mientras guarda la pistola todavía humeante en su bolso. Amor, traición y una mancha rojo escarlata que se extiende por el suelo. Algo así. Por extraño que resulte, esta imagen me reconfortaba. En cierto modo, incluso me daba sentido. Por eso me hice detective privado. Por los disparos en la noche, por la música y el humo, qué sé yo, por la pasión.
Sin embargo, ese mundo ya no existe, probablemente nunca lo haya hecho. En mi mundo, los callejones apestan a orín, las peleas son sucias y cobardes, y las prostitutas son sólo eso, prostitutas viejas y cansadas a las que sus chulos explotan hasta convertir en cáscaras resecas. Y qué decir de mis encargos. Buscar a desgraciados que se ocultan en los bajos fondos de existencias aún más deplorables, o descubrir las infidelidades de hombres grasientos y mujeres arrugadas. Nada de políticos corruptos ni viudas elegantes. Sólo gente tan vulgar y patética como yo.
En cualquier caso, eso es lo que hay. A estas alturas ya no merece la pena lamentarse. Lamentarse por una vida sin pistolas plateadas, sin vasos manchados de carmín ni muertes dignas. Al final, todo se reduce a un drogadicto asustado y un navajazo torpe en un callejón maloliente. Ya no me quedan fuerzas ni para arrastrarme. Solamente queda esperar a una ambulancia que nadie ha llamado.
Malditas películas.

-------

5 comentarios:

Fergus el Destructor dijo...

Este es muy bueno, ya sabes que me gusta tu estilo escribiendo (por no hablar del carisma que tiene el diseño de este blog)

A ver si terminas pronto con el material "ya publicado" y presentas alguna obra nueva.

Ireth dijo...

Este, que ya había leído, me gusta más que el otro. Como ya te he dicho alguna vez, tus textos me recuerdan a la estética y colores de Sin City jeje.

Ah, cierto, un diseño de blog muy bueno!

Aitor dijo...

Muchas gracias a los dos!

El diseño lo he adaptado de una plantilla que encontré por internet, así que no tiene demasiado mérito, jeje. Me pareció que la foto se ajustaba bastante, así que hice unos cuantos arreglos y listos.

Efectivamente, este relato fue un ejercicio de estilo que hice en un rato después de enamorarme de los comics de Frank Miller. El noir me parece de las cosas más divertidas de escribir :)

Bueno, un abrazo a los dos! Intentaré que la próxima obra que cuelgue sea inédita.

On the road dijo...

Buen relato.
Siempre mejor el blanco y negro.
Y los antihéroes.
Saludos.

Vicente.

NemesIsa dijo...

Esta historia es ideal para dar comienzo a una peli d protagonista rabioso la monta en 90 minutos frenéticos y final devastador. Continúa!!!!

Publicar un comentario